flop.es.

flop.es.

La combinación de patrones en la oficina: ¿sí o no?

La combinación de patrones en la oficina: ¿sí o no?

Introducción

La moda es uno de los aspectos más importantes de la vida para muchas personas y, aunque no lo creamos, la ropa que usamos puede llegar a ser algo más que simple vestimenta. En la oficina, esta situación no cambia y es por eso que la combinación de patrones es un tema que se ha puesto en discusión últimamente. Hay quienes prefieren mantenerse en un solo patrón o color, mientras que otros apuestan por una mezcla más arriesgada. ¿Qué opinión es la correcta? ¿La combinación de patrones en la oficina es adecuada o no?

La imagen en el trabajo

La imagen que proyectamos en el trabajo es importante porque es una representación de nosotros mismos. Una buena imagen no solo nos ayuda a sentirnos más seguros en lo que hacemos, sino que también puede ser un factor clave en nuestro éxito laboral. Es por eso que la forma en que nos vestimos es un aspecto que no podemos pasar por alto, sin importar la industria en la que trabajemos. En las oficinas, suele haber un cierto código de vestimenta que se espera que se cumpla, y esto puede incluir la prohibición de algunas combinaciones de patrones.

La regla del tres

La regla del tres es una "ley de la moda" general que dice que se pueden mezclar tres patrones distintos en una sola prenda y crear un buen equilibrio visual. En la oficina, esto podría significar mezclar una camisa a cuadros con un pantalón de rayas y un abrigo de piel sintética. Aunque esto puede parecer muy arriesgado, puede ser una forma interesante de mostrar nuestro estilo personal.

La importancia del tono

Cuando mezclamos patrones en nuestra ropa, es importante tener en cuenta los tonos que estamos usando. Si los patrones tienen un patrón de colores similar, es más fácil lograr un aspecto equilibrado. Si, en cambio, mezclamos patrones que tienen colores muy diferentes, podemos terminar con un conjunto demasiado saturado. Un buen truco es utilizar una pequeña pieza de ropa de un color neutral para equilibrar todo.

La sutileza es clave

Si bien mezclar patrones puede ser divertido, el hecho de que estemos en la oficina significa que debemos ser más sutiles. Un top con un patrón de cebra puede verse perfectamente adecuado en un ambiente más informal, pero en la oficina podríamos optar por una versión más tenue del mismo patrón, como por ejemplo una camisa con pequeños detalles de cebra.

La apariencia profesional

Otro aspecto a considerar es que ciertos patrones pueden parecer menos profesionales que otros. Si trabajamos en una empresa de finanzas o en una firma de abogados, es importante mantener una imagen seria y formal. En estas situaciones, incluso una pequeña cantidad de patrones pueden parecer demasiado informales y distraer la atención de nuestra capacidad profesional.

La forma de mezclar patrones

Existen varias formas de mezclar patrones, y no todas son adecuadas para el ambiente de la oficina. Para lograr la combinación perfecta, es importante ser conscientes de la "jerarquía" de los patrones. Si bien podemos mezclar un estampado floral con uno a rayas, debemos tener en cuenta que uno será el patrón principal, mientras que el otro será secundario. También es importante evitar patrones que sean demasiado grandes o demasiado pequeños, ya que pueden verse fuera de lugar o difícil de leer.

Conclusión

En conclusión, la combinación de patrones en la oficina puede ser una forma interesante de mostrar nuestro estilo personal, siempre y cuando se haga de manera adecuada y respetando el código de vestimenta de nuestra empresa. La regla de la sutileza, la importancia del tono y la jerarquía de los patrones son aspectos clave a considerar a la hora de crear nuestra apariencia profesional. Recuerda, en el trabajo, nuestra imagen es nuestra carta de presentación y no hay segundas oportunidades para una primera buena impresión.