flop.es.

flop.es.

Cómo combinar el rojo y el rosa sin parecer un anuncio de San Valentín

Cómo combinar el rojo y el rosa sin parecer un anuncio de San Valentín

Introducción

Si bien hasta hace poco tiempo se consideraba una regla de moda no combinar ciertos colores, hoy en día se rompen estos esquemas y se nos presenta una amplia gama de posibilidades para lucir nuestras prendas favoritas sin limitaciones. Uno de los colores que han sido objeto de debate en cuanto a su combinación ha sido el rojo y el rosa, ya que se considera una mezcla demasiado llamativa y asociada al día de San Valentín. Sin embargo, hoy te enseñaremos cómo combinar el rojo y el rosa sin parecer un anuncio de San Valentín.

Consejos para combinar el rojo y el rosa

Lo primero que debes tener en cuenta al combinar estos colores es la tonalidad de cada uno. El rojo tiene una amplia gama de tonalidades, desde el clásico rojo intenso hasta el rojo vino. Por otro lado, el rosa también se presenta en tonalidades diferentes, desde el rosa pastel hasta el fucsia intenso. Por lo tanto, elegir dos tonalidades que contrasten lo suficiente es clave para conseguir un look armonioso.

Combinación de rojo y rosa pastel

Si quieres optar por una combinación más suave, puedes elegir tonalidades pastel de ambos colores. Puedes llevar un vestido rojo pastel con accesorios rosas pastel, o viceversa. Esta combinación es perfecta para un look primaveral.

Combinación de rojo y rosa fucsia

Si por el contrario prefieres una combinación más fuerte y llamativa, puedes optar por el rojo intenso y el rosa fucsia. Esta combinación es perfecta para looks de fiesta o eventos de noche. Puedes llevar un vestido rojo intenso con unos zapatos de tacón rosa fucsia, o una falda rosa con una blusa roja. Otro punto a tener en cuenta es la prenda que elijas para cada color. Si quieres llevar un look más discreto, opta por una prenda de un solo color combinada con una prenda del otro color. Por ejemplo, una falda roja con una blusa rosa, o unos pantalones rosa con una camiseta roja. De esta manera, cada prenda resalta por sí sola sin recargar demasiado el look.

Combinación de estampados

Si te apetece arriesgar un poco más, puedes combinar estos dos colores en un mismo estampado. En este caso, lo ideal es elegir un estampado en el que ambos colores tengan un equilibrio y no haya un color más predominante que otro. Por ejemplo, un vestido de flores en los que los pétalos sean rojos y el fondo rosa. Esta combinación es perfecta para un look más casual.

Combinación de texturas

Otra opción es combinar estos colores en prendas de diferentes texturas. Por ejemplo, un top rojo de seda con una falda rosa de encaje, o un abrigo rosa de lana con un vestido rojo de cuero.

Combinación con diferentes complementos

Los complementos son una de las claves para conseguir un look perfecto. Si quieres dar un toque de color a un outfit más sobrio, puedes optar por accesorios en tonalidades rojas y rosas. Desde zapatos y bolsos hasta joyas y pañuelos. Una combinación muy acertada es llevar unas botas rojas con un bolso rosa.

Conclusión

Como has podido comprobar, combinar el rojo y el rosa es posible sin parecer un anuncio de San Valentín. Lo importante es elegir las tonalidades adecuadas, las prendas y texturas adecuadas y añadir los complemetos adecuados. Con estos consejos, conseguirás un look atractivo y original. Anímate a combinarlos!