flop.es.

flop.es.

Cómo transformar un outfit de día en uno de noche

Cómo transformar un outfit de día en uno de noche

Introducción

La moda es una forma de expresión personal que nos permite mostrar al mundo quiénes somos y de qué somos capaces. A través de la ropa y los accesorios que elegimos, podemos crear diferentes outfits para distintas ocasiones y situaciones. Si bien es cierto que a veces nos encontramos con el dilema de no saber qué ponernos para un evento nocturno después de haber pasado todo el día en la oficina, en este artículo te enseñaré cómo transformar un outfit de día en uno de noche sin grandes complicaciones.

La base del outfit

Lo primero que debemos tener en cuenta es la pieza más importante del outfit, la base sobre la que construiremos el look: el vestido, la falda o los pantalones. Para un outfit de día, podemos elegir una prenda informal como unos jeans y una camisa, y para un outfit de noche podemos transformarlo con un par de zapatos con tacón y un top ajustado. En el caso de una falda o un vestido, una opción para día sería un modelo de largo midi y para la noche un modelo más corto y ajustado.

Añade accesorios

Los accesorios pueden marcar la diferencia entre un outfit de día y uno de noche. Para el día, podemos apostar por accesorios cómodos como una mochila o unos zapatos planos. Para la noche, será mejor optar por accesorios más sofisticados como un clutch o unos pendientes largos que le den el toque de elegancia que estamos buscando.

  • Collares llamativos: son el accesorio perfecto para transformar un outfit de día en uno de noche. Un collar brillante o de perlas será el complemento perfecto para un top o un vestido sencillo.
  • Cinturones: los cinturones son una forma sencilla y fácil de transformar cualquier look. Para el día, podemos poner un cinturón ancho encima de una camisa holgada, y para la noche podemos ponerlo sobre un vestido ajustado.
  • Bufandas y pañuelos: en invierno, las bufandas y los pañuelos pueden ser los complementos estrella. Para el día, podemos elegir un modelo más grande y suave, y para la noche podemos optar por uno más pequeño y brillante para darle vida al outfit.

Cambia el calzado

El calzado es uno de los elementos claves en cualquier outfit. Elegir el calzado correcto puede transformar completamente nuestro look y, en este caso, hacer que pasemos de un outfit de día a uno de noche en cuestión de segundos. Unas zapatillas deportivas pueden ser geniales para el día, pero para la noche podemos optar por unos zapatos de tacón, unas botas altas o unos zapatos de tela.

Maquillaje y peinado

El maquillaje y el peinado son dos aspectos clave a considerar cuando buscamos transformar un outfit de día en uno de noche.

  • Maquillaje: durante el día, podemos optar por un maquillaje sencillo y natural. Para la noche, podemos utilizar un lápiz de labios rojo intenso, o un ahumado en los ojos.
  • Peinado: para el día, podemos llevar el cabello suelto y natural. Para la noche, podemos recogernos el pelo en un moño sofisticado, o hacer unas ondas más marcadas.

Conclusiones

Transformar un outfit de día en uno de noche no es tan complicado como parece. Solo necesitamos llevar algunos accesorios, cambiar el calzado y retocar el maquillaje y el peinado. Con estas simples pautas, podemos pasar de acudir a una reunión de trabajo a lucir espectaculares en cualquier evento nocturno.